Consejos para tener colaboradores altamente comprometidos

El nivel de compromiso de los empleados afecta directamente su productividad. Las labores que realizamos diariamente pueden volverse monótonas y sin una estrategia de motivación la rutina puede llegar a opacar el talento hasta extinguir. Para evitar que esto suceda los líderes deben convertirse en “directores técnicos” o entrenadores, es decir, deben conocer bien a su equipo e identificar en qué estado físico, emocional y mental, se encuentran para intervenir a tiempo y lograr inyectar entusiasmo.

shutterstock_628138079

Aproximadamente un 27% de los empleados se levanta por la mañana sonriendo porque pueden poner en marcha sus ideas e iniciativas en la empresa. No esperan instrucciones, sino que saben lo que tienen que hacer.

Un 59% de los empleados van a la empresa diariamente a simplemente hacer lo que se les pide. Sin más, ni menos. Cumplen sus cometidos y horarios, y se van.

El 14% restante, son los que están activamente no-comprometidos. Estas personas van a trabajar y sabotean el trabajo de sus compañeros que están comprometidos con la empresa, evidenciándose en el efecto del presentismo.

A continuación 5 consejos clave para ello 

 

1. Defina metas claras y realistas 

Uno de los mayores inconvenientes que enfrentan los empleados es no saber qué se espera de ellos. Es un error dar por sentado que las metas a alcanzar son evidentes. La mejor estrategia es trazar metas basadas en las habilidades por las que un individuo fue seleccionado para ser parte de la empresa y ser explícito al momento de compartirlas con el equipo de trabajo.

2. Acompañamiento “uno a uno” 

Dedicar al menos una hora a la semana para reunirse con cada miembro del equipo les permitirá a los líderes explorar a fondo las variables que pueden afectar el desempeño individual de los empleados. Este espacio genera la confianza necesaria para realizar evaluaciones honestas sobre sí mismo, la empresa y sus pares.

3. Reconocimiento 

Los programas de incentivos son una herramienta ideal para darle a los empleados el reconocimiento necesario para motivarlos a alcanzar sus metas. Mediante ellos se logra afianzar la relación entre el empleado y la compañía mientras se estimulan los buenos comportamientos y la sana competencia

4. Retos

Cuando el rendimiento de un empleado es óptimo, asignarle labores que impliquen un mayor desarrollo de su creatividad o criterio lo hará sentir útil y valorado por sus capacidades.

5. Vida Balanceada

Aunque los empleados pasan la mayor parte de su tiempo en su lugar de trabajo, esto no significa que este sea el eje central de su vida. Ser conscientes de la importancia que tiene invertir tiempo de calidad en si mismo o en sus familias es fundamental para que los empleados logren el balance ideal entre su vida laboral y privada.

 

Un plan Wellness empresarial vale la pena 

Contar con un equipo de trabajo motivado, saludable y sobretodo comprometido con la empresa y sus metas está en sus manos. Dejar que la rotación de personal, las ausencias y el estrés ganen la partida, también.

“Los sueldos no compran pasión”  Brad Federman.

 

Planes Wellness Corporativos